¿Qué vas a ser cuando seas grande? por Pablo Viera

¿Qué vas a ser cuando seas grande? – Pregunta común con múltiples respuestas

inciertas. Recuerdo en reiteradas ocasiones las diversas opiniones diciéndome cosas como

“te vas a morir de hambre”, “y por qué no estudiás tal cosa..”, “no vas a ganar mucho

haciendo eso”, “acá no hay laburo de eso”, etc, etc. Ahora yo me pregunto ¿y si cambiamos

la pregunta? … Como ¿Qué te hace feliz por ejemplo? , o ¿Si el dinero no fuera un problema

qué harías gratis? o por qué no una como “ ¿Qué querés ser ahora, en este momento? .

Después vemos. Si alguien me lo pregunta en este instante, entrando en mis 30’ no sabría

qué responderle. Creo que es más sencillo enumerar lo que no quiero ser esperando que el

proceso de eliminación deje al descubierto la mejor opción para mí.

Sé que no quiero pasar desapercibido por la vida; pero siendo reconocido por entregar

valor, impacto real a la sociedad y no por ejemplo con una foto en red social sacando a

relucir una vida perfecta aparente. Puedo asegurarles que la cantidad de “ likes” no definirá

el valor de ustedes como personas.

Sé que no quiero olvidarme de ser Argentino , encuentre donde me encuentre; y demostrarle

a los desconocidos que Los Argentinos no nos hemos olvidado de la moral, el buen

ejemplo, la honestidad, el trabajo duro y la humildad. Porque uno hace patria trabajando,

educándose, ayudando a quién lo necesita y no meramente estando físicamente presente

en un límite geográfico.

No quiero ser de aquellos que se quejan sin hacer nada al respecto esperando que otro le

ponga el pan sobre la mesa. Quiero que mi sudor valga, que mi ejemplo se vea y que el

orgullo de mis padres sea tan grande que sienta su amor estando a kilómetros de distancia.

La verdad es que todos los días voy aprendiendo qué quiero y qué no quiero. Para saber

hay que vivir y que nos hagan esta pregunta ( ¿Qué quiero ser? ) a los 17 años es un poco

injusto a mi parecer.

Comencé estudiando Comercio Internacional cuando tenía esa edad, luego pasé por

Administración de Empresas y terminé finalmente mi carrera en Marketing. Empecé mi

carrera de Marketing a los 25 años ¿Y saben qué? – Todo salió bien . ¿Cuál fue la clave? –

Nunca parar . Jamás paré de estudiar, jamás paré de aprender y mi resiliencia fue más

grande y más fuerte que mis dudas o los inevitables pensamientos mediocres tales como

Me cansé de estudiar ”, ” ya estoy grande para estudiar o cambiar de carrera ” o “ voy a

trabajar para luego estudiar más adelante ”. ¡ Es una trampa! . No caigan en ella. Yo trabajé

mientras estudiaba durante los 10/11 años que culminaron con un título bajo el brazo. Pero

he aquí la enseñanza: “ Para llegar a donde querés estar, muchas veces tenés que

hacer lo que no te gusta hacer ”. Les aseguro que a nadie le gusta tomar exámenes,

estudiar materias que pueden no agradarte o incluso la rutina diaria de ir a la facultad. Sin

sacrificio no hay recompensa, y el carácter se forma a los golpes de la vida. No importa

cuantas veces nos caigamos sino cuántas veces nos levantemos. Depende de cada uno

hacer que esa balanza sea positiva.

Hoy me encuentro trabajando en los Estados Unidos en un producto de Google y no fue un

mero golpe de suerte. Solo decisiones, solo aprendizaje. Y para mí no existe mayor gozo al

saber que todas las tardes que estudiaba y trabajaba terminarían resultando en donde yo

me encuentro ahora. Y esto es solo el principio de algo mejor, que vendrá cuando tenga que

venir.

Para lograr grandes cosas hay que pasar por grandes quiebres. Hay que estar dispuesto a

tomar riesgos y esto significa lo desconocido, la burla de los mediocres, las dudas de los

familiares y amigos. “ Un Marinero no se hace hábil en aguas calmas” dice el dicho, ¿no

es verdad?. Y para el que navega sin timón ni vela cualquier puerto es buen puerto. No

sean como la mayoría, hagan la diferencia, que la sociedad apremia a los distintos aunque

muchas veces no lo veamos porque les prestamos atención a los ejemplos equivocados.

El marketing les va a dar la oportunidad de entender algo muy valioso en la vida: como

nosotros los humanos tomamos decisiones. Propias y ajenas. Si bien podemos solemos

enfocar dicho aprendizaje al ámbito económico, la razón de ser del Marketing, existen

principios universales del comportamiento humano que verán a través de esta disciplina. No

se las voy a decir porque queda en ustedes encontrar y reconocer dicho aprendizaje.

Si se preguntan si Marketing es lo que quieren hacer toda la vida, no será tan importante

como preguntarse si ¿Es Marketing lo que quieren hacer en este momento de su vida?

Sea cual sea el camino que elijan no se detengan ya que no hay premio para aquellos

que no son diferentes. Sean diferentes y salgan a relucir esas diferencias.

Pablo Ezequiel Viera

Victor Gabriel Massola